Una silla de oficina con un motor de avión

El sector de la decoración no para de reinventarse. Las sillas oficina no se quedan atrás y no paran de innovar para intentar llamar la atención del cliente de alto standing, del empresario que se preocupa por el look de su oficina. Hoy la noticia viene de mano de esta silla de oficina construida con el casco del motor de un avión. Este mueble de oficina, con forma ovalada, forma una cúpula que envolverá completamente al trabajador mientras está en su asiento.

muebles-6-1-768x456[1]

Aunque no se vean, la silla lleva unas pequeñas ruedas incorporadas bajo su base que permiten un libre movimiento por la oficina, como si una silla de oficina tradicional se tratara. Sin duda, se trata de un ingenio de la creatividad que ha conseguido llamar la atención de las empresas más innovadoras.

El diseño está realizado con la cubierta de un motor 737, el cual da nombre a la misma “737 Crowling Chair“. El interior está realizado en cuero negro y gira sobre una base metálica. Detrás de esta creación se encuentra Fallen Forniture, una firma británica de muebles de lujo. Varios expertos del sector de la oficina han señalado ya a la cubierta como una obra maestra única e impresionante.
MEAD-CARNEY-COLOUR-6G2C9834-high-res[1]

El diseño del mobiliario de la oficina es algo de lo más importante que tienen en cuenta casi todos los dirigentes del sector empresarial, de ahí que hayan nacido tiendas de sillas específicas, con una gran variedad. Las cabezas principales de diversas oficinas se fijan tanto en el look de las mismas, porque una buena decoración transmite una energía positiva a los trabajadores y aumenta la productividad, según numerosos estudios. Además, de cara al cliente, mejora notablemente la reputación de la empresa con la que está tratando.

No es la primera vez

Anteriormente ya se había utilizado el volante de un Boeing 777 junto a la puerta de emergencia de un Airbus 320 para crear mesas de café, destinadas también a oficinas de lujo. El dinero llama a dinero, y por ello a las grandes empresas no les molesta gastar grandes cantidades de dinero en estos mobiliarios tan exclusivos.

Fuente: Al-norte.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*