Cómo mejorar la experiencia de mi gato en el veterinario

Cómo ya hemos hablado en otras ocasiones, los gatos se estresan con mucha facilidad y la visita al veterinario es una de esas situaciones que disparan su ansiedad. Para su bienestar (y el tuyo), te damos algunos consejos con los que, esperamos, mejore vuestra experiencia. Antes de ir a la clínica:

  1. El primero que debe relajarse es el dueño. No olvides que somos un reflejo para nuestros animales y si nos notan nerviosos rápidamente pensarán que algo va mal generándoles la misma tensión.
  2. Utiliza trasportines. NUNCA lleves a tu gato en brazos, o cualquier dispositivo que no lo aísle del exterior pues aumentarás su nivel de estrés y la probabilidad de escapada.
  3. Acostumbra al animal al transportín. Existen a la venta  feromonas y otros productos  que al extenderlos en una superficie crean en el animal una sensación de tranquilidad y confort lo que mejorará su estado anímico. También puedes probar introduciendo alguna mantita o cojín que utilice habitualmente.
  4. Cubre el transportín con algún tejido y no lo retires hasta llegar a la clínica. De esta forma también reforzamos la sensación de refugio aislándolo de ruidos y voces del exterior.
  5. En animales con altos niveles de tensión pueden utilizarse tranquilizantes orales antes de salir de casa que rebajen la inquietud. Consúltalo con tu veterinario.

En la sala de espera:

  1. Pon la cesta en alto de tal forma que pueda verte sin que otros “pacientes” de la clínica lo molesten.
  2. Si ves que hay mucho ruido o inquietud mejor espera fuera tu turno.
  3. Igualmente, intenta que las visitas no sean en horas punta evitando una mayor aglomeración de clientes.

Dentro de la consulta:

  1. No lo saques hasta recibir la autorización del veterinario o su auxiliar.
  2. Hazlo mediante caricias y palabras reconfortantes, sujetándolo con firmeza pero brindándole cariño al mismo tiempo.
  3. Evita que se baje al suelo.

Mientras lo examinan mantente en su campo de visión ya que le tranquilizará

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*