Bloques de palillos para abstracción numérica

Una de las mayores dificultades que los niños encuentran en su educación matemática es el cambio de unidades a decenas, centenas… y asimilar el valor numérico de cada una de estas posiciones. Esta dificultad es universal y está totalmente vinculada a la maduración mental. Para realizar este cambio, el niño necesitará una cierta maduración mental para iniciarse en las operaciones abstractas, dejando atrás lo concreto. Este paso supone una barrera epistemológica, ya que cuando se empiezan a trabajar en primero de primaria estos contenidos los niños aún se encuentran en la etapa de operaciones concretas de Piaget (muchos de ellos incluso aún en la fase preoperacional).

No podemos exigir que el niño asimile los conceptos abstractos de un día para otro, pues podría frustrarse. Algo que pueda parecer muy fácil para nosotros el niño no es capaz de llegar a comprenderlo, y no es porque no preste atención. Lo más útil para ello hacer visible lo invisible, hacer concreto lo abstracto.

Normalmente, en la escuela se suele utilizar el ábaco para desarrollar el pensamiento abstracto en los alumnos. Sin lugar a duda, el ábaco es un un recurso didáctico con un potencial impresionante y así lo ha demostrado en la historia de la educación. No obstante, necesitamos un recurso previo al ábaco, pues en éste ya se asimila que un niño sabe que por estar la ficha en la izquierda y ser de otro color, tiene otro valor.

En esta tienda de juegos didácticos hay un recurso que parece ideal para esta tarea, son los ”Bloques multibase” o ”Bloques de dienes”. Los mismos representan de forma concreta los números que estamos trabajando con cuadraditos. La unidad (un cuadradito azul), la decena (una tira con 10 cuadraditos rojos), la centena (una placa con 100 cuadraditos) y finalmente la unidad de millar que es un bloque formado por 1000 cuadraditos. Estas piezas pueden ir encajándose unas con otras para ir formando números.

De esta forma, el niño puede comprender por qué la posición del número cambia el valor, y asociarlo al color. El color es otro de los recursos útiles, pues una vez que lo asimilen con estos bloques de color, podemos pintarle los números de color para que siga asociándolo de la misma forma.

Al ser un juguete didáctico patentado, el precio es algo elevado. No obstante, podemos fabricar nuestro propio recurso educativo para acelerar el paso de operaciones concretas a operaciones abstractas. Cuando veáis la foto, diréis, ¡Qué fácil!

Base10-palillos[1]

Para realizar el recurso, bastará con ir creando con el niño montoncitos de palillos. Tiene que ver claramente la cantidad de palillos y asociarla al color de las unidades, centenas… Para ello utilizaremos gomas elásticas de colores, aprovechando para utilizar los mismos colores que tradicionalmente se han usado en los libros y otros recursos.

¡Verás que pronto realiza las conversiones y comprende el valor numérico en función de la posición! ¿Incluirá la nueva ley de educación este tipo de recursos que tanto hacen falta en los colegios, frente al tradicional libro?

A continuación, podrás ver un vídeo en el que se utilizan este tipo de bloques para realizar operaciones numéricas de una forma más concreta.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*